zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
10/03/2016
“El Señor ha mirado la pequeñez de su sierva” Lc 2, 41
Quisiera hacer de este pequeño escrito un motivo para agradecer la bondad de nuestro buen Dios, que no deja de mirar a sus criaturas con amor y determinarse por cada una como si no existiese nadie más.

En mi historia con gran alegría puedo, una vez más, declarar que su mirada y su amor me llevaron al encuentro de las Carmelitas Teresas de San José y aquí ahora, haciendo parte de la familia comienzo una nueva aventura de vida, de crecimiento, de primicia.

El día de mi profesión, 20 de febrero, estuvo tejido con las fibras más sencillas, y paradójicamente las más fuertes, que me rodearon para llevarme con paz al Sí, que pronunciara ese día… las personas más cercanas a mi corazón, y la certeza única de estar sola para él solo. Pensando una y otra vez, deseando de mil formas dar mi corazón de la manera más sincera posible, para amar y dejarme amar. Ya consciente de que el carácter de una profesión es un gran milagro, no solo por el hecho del mismo día de la celebración, sino porque la eternidad se hace presente y se convierte en lo más próximo y real, no solo para mí, sino para quienes Dios quiere contarles que su amor es único y para todos, escogiendo lo más frágil, para mostrar su corazón amoroso, sencillo y de papá, de todos y para todos, al alcance de todos.

Ya inserta en mi nueva comunidad, Bogotá-Colegio El Carmen Teresiano, comienzo a saborear la transformación, y a disfrutar cada cosa, cada risa y cada grupo, cada par de ojos que llenan de luz cada mañana y los abrazos que reconfortan y son capaces de transmitir la vida de que son fruto.
 
Esta experiencia, se convierte dentro de mí en una canción de alegría y de agradecimiento. 

Hna. Emily Adriana Larrota Niño, ctsj

Hna. Emily
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
Interrogatorio
ofrenda
Profesión
Hermanas