zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
13/04/2016
Campamento Misión en San José de las Matas

Por este medio queremos compartirles nuestra experiencia de Semana Santa en el campamento misión, realizado en la localidad de San José de las Matas, un municipio perteneciente a la provincia de Santiago de los Caballeros.

Iniciamos esta experiencia con un grupo de 14 jóvenes de diferentes centros educativos de La Vega y Elías Piña, acompañadas de las Hermanas Maria Consuelo Ortiz, Rhina Josefina Ybert Reyes, Carmen Luisa Jimenez, Briseidy Stephany Jiménez Pilier y la Hna. Novicia Stephanie Marie Santiago Pizarro. Estuvimos trabajando en las comunidades de El Limpio, Cuesta Arriba, Loma de los Palos, Loma Quemada y Haiqui Picado, de este municipio. Durante estos días acompañamos a la gente sencilla de estas comunidades, visitando sus casas y llevando el Evangelio de manera sencilla. En las tardes nos reuníamos en las diferentes comunidades para compartir  el tema sobre el triduo Pascual con los distintos grupos de niños, jóvenes y adultos.  

En esta misión se les ofreció, a las jóvenes participantes, un espacio de profundización sobre el llamado de Dios en sus vidas, desde las diferentes charlas, momentos de oración, retiro, celebración del sacramento de la Reconciliación y la oportunidad de encontrarse con Jesús a través del contacto con la realidad.

Esta experiencia de Semana Santa fue un regalo de Dios, que nos invita a seguir confiando en Jesucristo y acercarnos más a su proyecto de vida; constatamos su presencia acompañándonos a lo largo de estos días,  y así  lo manifestaron las jóvenes, que estuvieron muy contentas y emocionadas por todo lo vivido y por lo que pudieron entregar de sí mismas.

Sigamos orando por cada uno de los católicos que no pueden ser acompañados en su fe y sigamos pidiendo al Señor que envié más obreros que escuchen y respondan a la llamada del Señor a trabajar en su mies.

 Hna. Briseidy Stephany Jiménez Pilier
y Hna. novicia Stephanie Marie Santiago Pizarro.
CM1
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
CM3
CM2
CM4