zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
25/01/2017
EL CAMINO ALTAGRACIANO 2017: UNA EXPERIENCIA PEREGRINA, CON JESÚS Y CON MARÍA
¿Te atreves a peregrinar 120 kilómetros? La pregunta que abrió nuestra curiosidad pora llevar  a cabo un recorrido que en la República Dominicana, forma parte de la tradición de muchos hombres y mujeres de nuestro pueblo desde hace más de 4 siglos: mucha gente peregrina a hasta el Santuario de Nuestra Señora de la Altagracia, situado en la provincia del mismo nombre en el extremo oriental del país.

Las hermanas Rhina Ybert, Gloria Adames y las novicias Stephanie Santiago y Estephanía Veras, nos pusimos en camino sin saber mucho por qué, pero intuyendo que la experiencia nos traería sorpresas.

Fue así como nos embarcamos en esta aventura junto a un grupo de 23 personas de edades diferentes, entre laicos y otros consagrados, recorriendo desde el 4 al 8 de enero de 2017, el “Camino Altagraciano”, con el Padre Javier Vidal, sj, al frente.

Nuestra caminata inició en el Santuario del Santo Cristo - en la localidad de Bayaguana-, importante centro devocional del Caribe, desde tiempos de la Colonia.

Desde ahí, supimos que el camino nos daría la oportunidad de hacer un itinerario interno de encuentro con el Señor, en contacto con la historia, las leyendas y las costumbres que han mantenido y fortalecido por siglos la fe de la gente, e iluminados y acompañados por la Palabra de Dios cada día.

La celebración de la eucaristía al final de cada jornada, fue para todos un espacio de riqueza compartida y celebrada. Fuimos acogidos por algunas comunidades religiosas en las provincias de San Pedro de Macorís, Hato Mayor, El Seibo e Higüey y experimentamos cómo el  día a día, el cansancio y el silencio, los encuentros, las penas y el humor, permiten descubrir a Dios que nos acompaña a través de tantos signos y gestos, experiencias y rostros, además de disfrutar durante la caminata de la belleza de los paisajes y la amabilidad de la gente, en esta zona de la República Dominicana.

El día 8, llegamos por fin a la Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia, - un hermoso santuario inaugurado en el año 1971- y allí cerramos con gratitud esta experiencia en la eucaristía dominical  que celebraba el Bautismo del Señor. Cada año durante el mes de enero, este santuario recibe a centenares de personas que llegan de muchos lugares para rendir honor a la Virgen de la Altagracia, nombrada como protectora del pueblo dominicano.

Nosotros también, agotados por el camino, pero muy contentos a la vez, nos sumamos a esta sencilla pero profunda expresión de fe de nuestra gente. Gracias al Señor, a nuestras hermanas y  a los compañeros y compañeras con quienes hicimos el camino. Con sencilla gratitud decimos como la Virgen: “Su misericordia llega a sus fieles, de generación en generación”.


Hna. Gloria Adames Lara, ctsj














 
grupo 1
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
templo
en camino
de camino
grupo2