zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
04/10/2015
Encuentro Diocesano de la juventud en Macomía
Durante los días 25,26 y 27 de septiembre, se realizó en Macomía el XI encuentro diocesano de la juventud, coordinado por la comisión diocesana de la juventud y por el grupo de jóvenes de Macomía.  Estuvieron presentes alrededor de 400 jóvenes, acompañados por el señor obispo, Don Luis Lisboa, 4 sacerdotes y 19 religiosas de las diferentes parroquias de la Diócesis.

El tema central fue “La misericordia”, y se desarrolló el sábado. 
En la mañana se realizó una conferencia  a cargo del sacerdote pasionista Latifo Fonseca, donde convidó a vivir la misericordia desde las actitudes de bondad, caridad, aceptación, compartir,  perdonar y servir a nuestros hermanos.

En las primeras horas de la tarde, una representación de jóvenes visitó el  hospital y la cárcel, llevando  frutas, jabón y detergente. En la cárcel realizaron actividades recreativas.

A partir de las 3 pm hicieron  una presentación de sociodramas que cada parroquia debía traer preparado y cuyo tema era “cómo vivir la misericordia”.

El grupo de Macomía representó la parábola del buen samaritano. Otro de los grupos realizó una actividad que impactó a todos, Desde la mañana apareció un limosnero que nadie conocía y participaba en todas las actividades, desde la puerta o desde algún rincón,  también fue a recibir las comidas. Todos se apartaban de él  y lo aislaban, hasta los celadores le pidieron que se fuera. El permeancia con la cabeza inclinada y decía que quería participar o que sentía hambre y quería comer como todos. Después actuó en el último de los sociodramas donde representaban escenas de rechazo a los” mendigos” y “personas de la calle” .El acto termina con la acogida que le hace una familia, que se interesa por él,  lo asean, visten y dan de comer.  Finalmente, el joven que hacia este papel, compartió lo vivido durante el día y el dolor que se siente al ser rechazado y tratado como loco. Al ser ignorado y despreciado por ser pobre y necesitado. Nos convidó a todos a revisar nuestras actitudes hacia estas personas y a tener más caridad y misericordia con los necesitados.

El encuentro culminó el domingo con la celebración de la Eucaristía, presidida por el señor Obispo. En la homilía, nos convido a todos a ser misericordiosos como Jesús. Motivó especialmente a los jóvenes a vivir una autentica  vida cristiana y a ser sal y luz de la sociedad, construyendo su proyecto de vida basado en valores Evangélicos.

Para nosotras como comunidad fue una riqueza significativa el abrir nuestra  casa  en  medio de las limitaciones y dificultades  para acoger lo mejor posible a las hermanas de las diferentes comunidades y parroquias, con quienes compartimos todo. Dentro de casa sólo podían dormir 3, las otras durmieron en una de las camaratas del hogar, pero comían con nosotras y usaban las instalaciones de la casa para todo. Vivimos un compartir fraterno muy entrañable, sobre todo durante las comidas donde  podíamos estar todas y disfrutar de la compañía mutua y de las experiencias que compartían las otras.

El Señor Obispo y los padres se hospedaron en la casa parroquial, donde Hna. Nubia coordino la acogida y atención a ellos. Sin embargo nuestra casa estuvo abierta para lo que necesitaran en cualquier momento y para compartir un café o un té.

Los jóvenes durmieron en los salones de la escuela y la comida  fue preparada en el hogar por un grupo de señoras, coordinadas por Hna. Nubia, quien estuvo de tiempo completo, pendiente para que todo quedara bien y fuera suficiente.

El encuentro, se realizó en ambiente de alegría, participación y responsabilidad. Las distintas comisiones realizaron muy bien su trabajo y todos quedamos muy contentos y animados para el próximo encuentro.

Las hermanas nos agradecieron de manera especial la acogida y Don Luis y la comisión agradecieron nuestra participación y colaboración en los preparativos y realización del encuentro.

Hna. Sonia Gómez Gómez, ctsj

1 macomía
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
5 Macomía
4 macomía
3 macomía
7 Macomía
2 macomía
6 Macomía