zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
13/09/2016
Profesión Perpetua Hermanas Guadalupe Casas Ramos y Esther de León de Santiago

“Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes y se las has revelado a pequeños” (Lc 11, 25)

Elevamos nuestra acción de gracias por la vida – vocación de nuestras hermanas: María Guadalupe Casas Ramos y Esther de León de Santiago, contemplamos la ternura fiel y la misericordia con que Dios ha acompañado a nuestras hermanas.

Después de participar en el encuentro de preparación a la Profesión Perpetua, en Madrid, España y regresar a México, a principios del mes de agosto, las hermanas: María Guadalupe y Esther hicieron su Profesión Perpetua el día 20 de agosto del 2016, en la Parroquia de Santiago Apóstol, en la ciudad de Querétaro. La Eucaristía fue presidida por el Pbro. Manuel Tavera, padrino de la hermana Ma. Guadalupe, concelebró el padre Mauricio, párroco.

La Eucaristía fue la expresión gozosa de la convocación que vivimos como mujeres consagradas, cimentada en la certeza de que con amor eterno somos amadas y nos basta su gracia. Estuvieron presentes casi todas las hermanas de la Delegación, familiares y algunos amigos de Lupita y Esther, familiares de algunas hermanas queretanas  y también algunos integrantes de las Fraternidades Carmelitanas de Tequila, Hogar de la Niña y la Joven, Hogar Teresa Guasch y México. Fue un momento muy emotivo la acción de gracias compartida por las hermanas Lupita y Esther, en la que con corazón agradecido reconocieron el apoyo de sus papás, familiares, amigos y hermanas en su proceso vocacional.

Concluida la celebración continuamos con la fiesta en el Hogar de la Niña y la Joven, decorado bellamente. Disfrutamos de una fraterna convivencia y degustamos una rica comida. Tuvimos un día con un sol esplendoroso, a pesar de que por la noche y la madrugada estuvo lloviendo.

Por la tarde, poco a poco se fueron retirando los invitados. Nos reunimos las hermanas para expresar los sentimientos evocados durante el día. Se entregaron algunos presentes a las hermanas de parte de las hermanas del Gobierno General y comunidades de la Delegación.

En profunda sintonía de alabanza y súplica, oramos por las hermanas Lupita y Esther para que experimenten la fuerza y la sabiduría que el Señor concede de manera especial a quienes se fían de Él.

Hna. María Cristina Sánchez Chávez,ctsj
Secretaria Delegada
 


Lupita y Esther
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
comida
recuerdo
ceremonia
eucaristia
bendición