zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
19/12/2016
Taller de Formación Permanente Provincia Santa Teresa
Recibimos la invitación de Hna. Teresa Gutiérrez, Superiora Provincial y Presidenta del Equipo de Formación, para participar en el III Encuentro-Taller que tuvo lugar en Madrid, C/ Agastia 22, del 09 al 11 de diciembre de 2016.

Los objetivos del Encuentro partieron de nuestra realidad como se pidió en el IV Capítulo Provincial. Lo vivimos con mucha ilusión, responsabilidad y profundidad. Y esperamos que el resultado se note en nuestra vida personal y comunitaria. Vivimos la experiencia participando activamente, compartiendo emociones, sentimientos, vivencias, deseos de crecer en el propio conocimiento y en el cariño y aceptación de nuestras Hermanas con las que compartimos el carisma de nuestra querida Congregación y el ejemplo de nuestras Venerables Fundadoras.

Nos juntamos 16 Hermanas de la Provincia Santa Teresa, todas muy conocidas. En diferentes obras y países hemos convivido con la mayoría. Es hermoso recordar parte de nuestra vida en diversos lugares y misiones apostólicas. A nuestra edad, es bueno dedicar un tiempo a la reflexión y a la convivencia.

La Hna. Teresa, con mucho acierto, fue presentando varias dinámicas. La vela nos recordó el símbolo del fuego y la luz y nos centró en la propia vida a la luz de la Palabra. El fuego y la lámpara encendida son símbolos de la Vida Religiosa. Dibujamos un árbol para plasmar los aspectos positivos y negativos que percibimos en la comunidad. En los frutos del árbol colocamos nuestras sugerencias para ayudar a resolver los problemas analizados. La dinámica muy valiosa fue valorar por escrito a cada una de nuestras Hermanas. A la mayoría nos pareció que esas valoraciones superaban el concepto que tenemos de nosotras mismas y las agradecimos sinceramente. Para lograr un conocimiento personal acertado, analizamos cómo nos percibimos en la Comunidad, que me hace perder en ella los “estribos”, como “soy yo”, de forma positiva o negativa.

Cabe resaltar la carta que escribimos a una persona significativa para nosotras, sobre nuestra preocupación a vivir hoy en castidad, pobreza y obediencia. Escogimos una de las virtudes y explayamos los aspectos positivos y negativos. En la actualidad resulta que la vivencia de estos votos varía un poco de los conceptos que nos trasmitieron en nuestra época formativa. Lo importante es que vivamos los votos con fidelidad a Cristo pobre, casto y obediente al Padre. La lectura de Jeremías, 18, 1-6, nos narra el trabajo del alfarero. “Como el barro en manos del alfarero, así sois vosotros en mis manos”. Nuestra pequeña figura de barro nos recordó que Dios es el artesano, nosotras su barro. El Señor lo moldea y da forma hasta convertirlo en una pieza perfecta, semejante a Él.

Por último, dedicamos un tiempo a resaltar virtudes, dones y actitudes de nuestras Madres Fundadoras. Fueron muy numerosas y con ellas hicimos una sencilla descripción que nos llenó de alegría y agradecimiento al Señor por habernos otorgado unas Fundadoras testigos del amor de Dios y entregadas con generosidad y abnegación a la niñez abandonada.
Terminamos el encuentro el domingo, felices y agradecidas por todas las atenciones recibidas y con un deseo sincero de seguir fielmente a Jesús como Carmelitas Teresas de San José.

Hna. Isabel Fuertes Fuertes, ctsj


taller st
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
taller2st