zona privadazona privadafacebookfacebook
MENÚ
En Riudecanyes, año 1826, comenzó esta bella historia: dos mujeres, Teresa Toda y Teresa Guasch...
Aquel grano de mostaza que en 1878 fue echado en los campos de la Iglesia, se ha desarrollado sólidamente.
Creced como violetas, volad como palomas, con sencillo corazón.
Siendo para los jóvenes y niños, madres, maestras y amigas.
Nos esforzamos para que los distintos lugares donde desarrollamos nuestra misión sean espacios de acogida.

NOTICIAS

en portada
13/08/2015
25 años de vida religiosa

En la arena he dejado mi barca, junto a ti buscaré otro mar. 

(Cfr.Lc.5,1-11)

Inicio estas palabras con una única expresión: “Gracias”. En primer lugar a Dios por el regalo de mi vida y junto a ella el sensibilizar mi corazón y hacerme sentir el llamado de consagrar mi vida al proyecto gratuito de su amor, al servicio de su Reino, a lo largo de esto veinticinco años de consagración. El, que a través de su misericordia y compasión me miró a los ojos con amor y ternura, me llamó por mi nombre y descubrí en él que deseaba que le siguiera, y una tarde del 31 de agosto de 1986, hice la aventura de dejar mi barca en la arena y seguir sus pisadas y con esa aventura me llevó a conocer, estudiar, profundizar, enamorarme y vivir el carisma y misión de las Hermanas Carmelitas Teresas de San José y desde entonces, a través de la fuerza de su Espíritu he tratado de vivir en fidelidad, disponibilidad, confianza, y entusiasmo  ese llamado que un día, y todos los días, me va haciendo y al que por medio de la oración y a los acontecimientos de mis hermanos allí donde la vida clama, voy diciendo si, cada día desde el corazón.
 
Cierto es que los planes del Señor no son los nuestros, dejé en mi barca la red de mi sueño de ser una gran chef, dejé también a mi familia… para obtener una gran riqueza.
 
Seguir sus huellas me ha permitido alcanzar muchas ganancias, lo primero es hacerme hermana con las hermanas, teniendo un mismo horizonte, un proyecto común. Hoy me siento feliz de formar parte de esta gran familia religiosa y quiero agradecer a Dios los lugares y personas con las que me he encontrado durante estos veinticinco años y muy especial el tiempo que viví en Hogares Teresa Toda de Azua, donde aprendí a tocar la fragilidad humana y vivir la faceta de ser madre, con todo lo que encierra esta palabra.
 
Concluyo estas líneas agradeciendo a Dios por el regalo de poder celebrar mis Bodas de Plata de vida consagrada en la ciudad de Azua de Compostela, el día 19 de julio de 2015, junto a mis hermanas de la Provincia, con las niñas y jóvenes egresadas de Hogares Teresa Toda y con toda mi querida gente del Sur, además de la presencia de familiares y amigos.
 
Gracias a todos por festejar conmigo. 


Hna. Sandra Ysabel Betances de los Santos, ctsj
Formula
galería
GALERÍA DE IMÁGENES
family
prayer
Consagración
sisters